Hola Futturnauta,

¿Has oído o vivido las expresiones “mejora profesional”, “gestión de carrera” , “desarrollo profesional“, “branding personal”, “nuevos skills”,… y un sinfín de términos similares?

…. yo también,… y no se a ti,… pero a mí me causan una sensación extraña. 

¿Y sabes por qué?, porque muchos las utilizan con el único fin de generar negocio con ellas, sin realmente aplicarle el valor que tienen,… y como en casi todo lo que ocurre en la vida, llegara un momento en que pierdan su verdadero valor, por el sobre uso, y sobre todo el mal uso, de dichos términos.

El Futuro de las personas no depende sus habilidades profesionales, imagen o conocimientos. Hablo del Futuro profesional, dependen de sus habilidades personales e interpersonales.

¿Y sabes lo peor?,… es que la mayoría… ni lo saben.

¿Quieres saber cuáles son las bases de un futuro profesional?

… pues a continuación hablamos de ello…

——– VIIIIIIIDDEEEEOOOO ——–

Cambia tu perspectiva

En los últimos 18 meses de mi vida, he paso por varias situaciones personales y profesionales que incluso me han llevado a estar retirado por enfermedad.

En mi viaje por los infiernos me acompañaron varias personas. Entre ellas, claro está mi mujer y amigos, pero hubo dos personas que me ayudaron especialmente. Una es Sandra y la otra Belén.

Mi mentora, coach, maestra, y compañera de fatigas, me refiero a Belén Ramírez [¡¡AVISO!!, no somos familia, 😉]. El día que nos conocimos, me hizo una observación que me cambio el mundo.

“… ¿eres consciente que tienes la vida de personas en tus manos?…”

Hasta ese momento, solo entendía esta responsabilidad en el ámbito militar, sanitario, quizás educativo o similar,… pero no hablábamos de esos ámbitos, hablábamos de la vida personal y profesional de las personas,…hablábamos de Liderazgo, Coaching, Mentoring, Equipo,…

Esa frase, me hizo entender el error con el que enfocamos la vida en general, pero la profesional en particular.

Personalmente fue un punto de inflexión para remontar de dicha enfermedad (mi infierno particular) y ser capaz de buscar y encontrar lo me llena personal y profesionalmente.

Desde ese momento, tutelado por Belén, o yo solo, he intentado dar valor a las personas que se cruzan en mi vida, tanto personal como profesional y conseguir que estas sean más positivas, más productivas, más reales, convirtiéndose en ellas mismas, y no lo que otros dicen,… convirtiéndose en el verdadero valor a ofrecer y aportar a la vida y a la empresa.

Un mundo de “Fachadas”

Abras observado, al igual que yo, que en estos tiempos, “la fachada” es más importante que cualquier otra cualidad en el mundo profesional. Lo es todo.

Las continuas formaciones a las que nos sometemos presionados por nosotros mismos, o empujados por el entorno, son en las que basamos nuestras esperanzas, estrategias y futuro profesional.

Por eso nos formamos continuamente, hacemos branding personal, tenemos una imagen increíble en las Redes Sociales y cuidamos las formas, maneras y apariencias en cualquier reunión,… Mostrando siempre una cara, que es la que entendemos que los demás quieren ver, o la que la sociedad nos fuerza a tener.

Eso, hay quien lo convierte en negocio. Y personalmente no tengo nada en contra de ello, es más lo apoyo. Yo también lo uso como servicios profesionales que ofrezco u ofreceré. Y es necesario un continuo reciclaje y aprendizaje de habilidades soft y hard, sobre todo en este Futuro cambiante y rápido.

Que no falle lo mas importante

Pero,… me falla, lo más importante.

Y eso,… digo, … lo más importante… es que solo trabajamos para el exterior de nuestro padawan, de nuestro pupilo, de nuestro cliente. Solo le ayudamos a mejorar lo externo,… y lo de dentro, ¿qué?

Como dice Belén,… su vida está en nuestras manos. No podemos verlo solo como un negocio.

Somos los Maestros que les enseñamos la Sabiduría necesaria para ser ellos mismo, y no solo las técnicas para sobrevivir. Sé que esta frase es muy oriental, pero no por ello es menos real.

Como Coach, como Líder, como profesional del Marketing, como ex-empresario, como especialista en el Futuro Tecnológico y Humano que nuestra especie le toca vivir en los próximos siglos, no puedo decir que ese sea el enfoque correcto. No sirve con formar, con ayudar a cambiar la imagen, con enseñar la técnica, con indicar un camino a seguir.

Si realmente queremos dar valor como profesionales al mercado, a nuestra empresa, el único camino a seguir es un camino que parta desde dentro y termine fuera de nosotros, allí donde queramos llegar. Y no es un camino ni sencillo, ni rápido, ni exento de riesgos y peligros.

Cuando ayudo o doy servicio a aquellos que confían en mi como coach, como mentor o como líder, siempre les enseño el mismo mensaje:

“… tu viaje empieza en tu interior, y acabara allí donde tú quieras…”.

El cambio empieza en nosotros mismos

Hace poco, al volver de mí baja y aterrizar en mi compañía (Konica Minolta), volví con otros ojos.

Vi como los proyectos que deje iniciados habían evolucionado satisfactoriamente. Me di cuenta de cómo una empresa como la nuestra, una empresa tecnológica, allá donde las haya, con uno de los ratios de innovación y creatividad de los más altos y un posicionamiento exitoso en distintos mercados, era totalmente desconocida para el mercado y sobre todo para la sociedad. Y lo que es peor, que los propios componentes de la empresa, ni son conscientes de todo esto, ni lo valoran.

Ahora que debo afrontar y liderar algunos proyectos disruptivos en los próximos meses, hice un análisis de nosotros mismos y me di cuenta que jamás nadie valoraría todo lo que hemos hechos, estamos haciendo y haremos, si nosotros mismos no somos capaces de valorar lo que somos y quiénes somos y lo únicos que esto nos hace.

Como Líder del área de Marketing, y sabedor, que es nuestra tarea ser la punta de lanza de la compañía para enseñar tanto dentro como fuera el camino, no me servía de nada cambiar procesos, mejorar la formación de los excelentes compañeros que tengo en el departamento, ni apoyarles con nuevas y brillantes incorporaciones.

Y digo que no serviría de nada, no porque no ayude, que lo hará, y por supuesto ya lo tengo dentro del plan de acción con ellos y apoyado por el Área de RRHH.

Lo digo, porque al final, con esto no cambiaré lo único que realmente necesitamos cambiar. Nuestro interior como personas y profesionales. Añadir más capas de conocimiento, y de sabiduría, si bien no sobran, no servirá de nada, porque su interior (el de mis compañeros) debe de aceptar el mundo profesional y personal al que llegaran en el Futuro.

Por eso, he puesto en marcha un plan para que ellos mismos cambien hacia una forma de pensar más evolutiva, más cambiante, con menos miedos personales y profesionales. Un plan que les ayude a no ser un equipo, sino a ser una unidad que trabaje en conjunto como un solo ente.

Y para conseguirlo, deben de ver en su interior, encontrar sus factores limitantes, sus miedos y ponerse a trabajar con ellos. Acompañados por mi durante todo ese camino, asesorados por los años que llevo haciendo esto, y soportados por mis palabras y apoyos, cuando los malos momentos se presenten, si es que lo hacen.

Sin ese cambio, o mejor dicho sin entender ese cambio y conseguir que ellos mismos lo pongan en marcha para sí mismos, con acciones que les ayuden a ser mas ellos y arriesguen en el desafío que les significa como personas. Nada de lo que se invierta en ellos, tendrá una repercusión mayor del 20% en su rendimiento para la empresa y para su CV profesional.

¿Cómo lo he hecho?

Bueno,… déjame que ese pequeño tesoro me lo guarde para mí. Es una de las cosas que me ayudan a dar valor a los demás y a mí como profesional. Y hay que decirlo todo,… también es parte de mi profesión y con lo que consigo pagar facturas.

…pero si puedo darte una pista.

Para conseguirlo, debes de empezar por mirar en tu interior y ver sin engañarte. A partir de ahí tendrás mucho que hacer. Lo segundo que debes de hacer es ser básicamente,… una buena persona.

… y ya sabes, yo estoy aquí, para darte conocimiento, información y hacerte reflexionar con mismo preguntas. Pero eres tú el/la que, con todo ello, diseñes y crees tu propio futuro …

Que tengas un feliz y próspero día.